Historia Universal Freak. Vol 1

$ 450

Autor: José Joaquín Barañao

Editorial: Planeta
Páginas: 240
Encuadernación: Rústica con solapas
Formato: 15 x 23 cm.
Fecha de Publicación: 07/ 2016

SKU: 9789974737648 Categoría:

Descripción

La historia puede ser muy, pero muy aburrida. Insípidas genealogías monárquicas, crónicas tediosas, miles de batallas y cero gracia. Hasta ahora.

Porque ¿sabías que las primeras huellas descubiertas de un homínido caminando sobre sus dos piernas fue durante una guerra de bosta de elefante entre dos paleontólogos? ¿Y alguna vez te contaron que al Big Bang lo llamaron de esa manera por la burla de un escéptico?

Bueno, esta es la misma historia de otros libros, pero aderezada con datos que nunca escuchaste en las aulas.

Como que el emperador persa Cambises II venció a los egipcios en la batalla de Pelusium (525 a.C.) al usar perros y gatos –animales sagrados para sus enemigos– como escudos vivientes.

O que la palabra con la que agradecen los japoneses, arigato, viene del portugués obrigado, lengua de los navegantes que arribaron a tierras niponas en el siglo XVI.

Que los escoceses intentaron instalar una colonia en Panamá en el siglo XVII, con tan mal ojo comercial que hasta pelucas trajeron para negociar, que el cardenal Richelieu impuso por ley el uso de cuchillos con punta roma en la mesa (muy conveniente para evitar limpiezas dentales y asesinatos a la inoportuna hora de almuerzo) y que en el siglo XIX se traficaban momias egipcias por su supuesto poder curativo al consumirlas molidas son algunos de los datos que entregan estas páginas.

Y eso también es historia, pero una historia freak.

Como saber que George Washington usaba una placa dental hecha de marfil de hipopótamo, con oro, plomo y dientes de humanos y animales. O que fue Robespierre quien impuso la conducción por la derecha (algo a lo que sus enemigos del Reino Unido nunca se plegaron).

En este libro descubrirás que la historia también tiene algo de historieta.

Y que es mucho más entretenida de lo que jamás imaginaste.

La historia puede ser muy, pero muy aburrida. Insípidas genealogías monárquicas, crónicas tediosas, miles de batallas y cero gracia. Hasta ahora.

Porque ¿sabías que las primeras huellas descubiertas de un homínido caminando sobre sus dos piernas fue durante una guerra de bosta de elefante entre dos paleontólogos? ¿Y alguna vez te contaron que al Big Bang lo llamaron de esa manera por la burla de un escéptico?

Bueno, esta es la misma historia de otros libros, pero aderezada con datos que nunca escuchaste en las aulas.

Como que el emperador persa Cambises II venció a los egipcios en la batalla de Pelusium (525 a.C.) al usar perros y gatos –animales sagrados para sus enemigos– como escudos vivientes.

O que la palabra con la que agradecen los japoneses, arigato, viene del portugués obrigado, lengua de los navegantes que arribaron a tierras niponas en el siglo XVI.

Que los escoceses intentaron instalar una colonia en Panamá en el siglo XVII, con tan mal ojo comercial que hasta pelucas trajeron para negociar, que el cardenal Richelieu impuso por ley el uso de cuchillos con punta roma en la mesa (muy conveniente para evitar limpiezas dentales y asesinatos a la inoportuna hora de almuerzo) y que en el siglo XIX se traficaban momias egipcias por su supuesto poder curativo al consumirlas molidas son algunos de los datos que entregan estas páginas.

Y eso también es historia, pero una historia freak.

Como saber que George Washington usaba una placa dental hecha de marfil de hipopótamo, con oro, plomo y dientes de humanos y animales. O que fue Robespierre quien impuso la conducción por la derecha (algo a lo que sus enemigos del Reino Unido nunca se plegaron).

En este libro descubrirás que la historia también tiene algo de historieta.

Y que es mucho más entretenida de lo que jamás imaginaste.